Mayor eficiencia, mayores beneficios

Si conseguimos ejecutar de una manera provechosa la estrategia de negocio parece inevitable que vamos a mejorar la competitividad de nuestra compañía y, por ende, van a aumentar los beneficios.